This was going to happen eventually.

Una advertencia: el lector desprevenido podrá suponer que el contenido de este artículo es irónico, exagerado o hasta apócrifo. Han sido recurrentes las ironías acerca de los efectos letales de los planes de ajuste que han impulsado e impulsan ciertos economistas. Marcelo Matellanes, el fallecido filósofo y economista, sostenía que a los economistas se les debería exigir, como a los médicos, el juramento hipocrático, pero con un detalle adicional: la mala praxis de los médicos tiene efectos más acotados que los programas de ajuste estructural que algunos economistas han puesto en práctica en las economías latinoamericanas. En otras palabras, los malos médicos matan de a uno; los malos economistas hacen un daño generalizado.

The article, in Spanish obviously, is here.  (Google translate is at your service.) My translation:  two evil economists from the center countries (??) named Sandeep Baliga and Jeffrey Ely have written a paper which demonstrates how to use torture optimally.  They, and all economists for that matter, should report at once for ethical reprogramming.

Gat grope:  Santiago Oliveros.

About these ads